Notas de Prensa

Notas de Prensa

  • Proponen APP para construir planta incineradora de basura


    Para la Emab y el AMB, la principal preocupación es la posible afectación de la tarifa. Según el gerente de la empresa de aseo, Samuel Prada, todas las propuestas que ha estudiado con esta tecnología han afectado el valor que deben pagar los usuarios por disposición final.


    Una firma privada asegura estar dispuesta a construir una planta incineradora de basura para producir energía eléctrica, a través de una alianza público privada que podría solucionarle al área metropolitana su problema de residuos sólidos en el mediano plazo.

    La empresa se llama Cigein y su vocero, Enrique Aaron, explicó que la iniciativa puede ser realidad en unos cuatro años (uno para los estudios previos y tres para la construcción y puesta en marcha de la planta).

    Además, indicó que la firma pondría los recursos necesarios para la instalación de toda la infraestructura y los equipos, por lo que los municipios del área prácticamente no tendrían que poner un solo peso.

    Cabe recordar que la tercera emergencia sanitaria culmina en menos de un año, el 30 de septiembre de 2015. Es decir, si se tienen en cuenta estos plazos, esta alternativa de disposición final no estaría disponible para esa fecha.

    A pesar de esto, Aaron explicó que la planta incineradora es una iniciativa que considera viable para el futuro de la ciudad, pues ahorraría posibles dolores de cabeza como el rechazo que generan los rellenos sanitarios y se mitigaría la contaminación del aire, las fuentes hídricas y el suelo.

    ¿Sería viable?

    La preocupación principal de las autoridades frente a este tipo de proyectos que usan una tecnología distinta a la del relleno sanitario, es la posible afectación de la tarifa de aseo.

    El gerente de la Emab, Samuel Prada, explicó que a la fecha todos los proyectos que han mirado de incineradores con valorización energética “han tenido siempre alguna afectación en la tarifa”.

    “A mi oficina llegan muchos proyectos, algunos muy innovadores en el papel, pero para nosotros lo importante es ver que sean viables, porque todo lo que vienen a mostrar es a partir de especulaciones. A todos los invito a que hagan un estudio de factibilidad”, dijo el Funcionario.

    Igual opinión tuvo la directora del AMB, Consuelo Ordóñez de Rincón, quien dijo que en el papel “todo es posible”. No obstante, recordó que ya se han abierto varias convocatorias públicas en el pasado y en ellas las empresas privadas tuvieron oportunidad de presentar sus proyectos y demostrar que eran viables económicamente pero “la verdad, el tema de la tarifa es lo que más nos preocupa”, agregó.

    “No afectaremos tarifas”

    Según el mismo Aaron, en Bucaramanga se pagan unos 9 dólares por cada tonelada que se dispone en El Carrasco (máximo $22 mil), mientras que en otros países donde se usan plantas incineradoras como la que él propone, se pagan entre 60 y 85 dólares.

    A pesar de todo esto, el empresario dijo que los estudios previos que ha realizado Cigein han hallado que es posible poner en marcha el proyecto sin afectar tanto la tarifa.

    La clave, según explicó, está en la venta de la energía. Según sus cálculos, la mayoría de ingresos provendrían de esa fuente.

    Como el mercado es libre, el kilovatio hora se debe vender a precios similares a los del mercado, pero se podría marcar diferencia con los costos de generación y distribución. Por esta razón, la meta es encontrar un comprador local para que no sea necesario elevar tanto la tensión para la distribución.

    “Una cosa es vender a alguien cercano y subir la tensión a solo 11 mil vatios y otra es subir la tensión a 100 mil o 500 mil vatios”.

    Además, hay que tener en cuenta que hay exenciones de impuestos para los que generen energía con métodos alternativos y eventualmente se pueden recibir ingresos por la vemta de bonos de reducción en la emisión de gases.

    Otra de las claves es reducir el costo de la instalación, pues con un adecuado sistema de enfriamiento, cerca a varias fuentes hídricas, la planta puede pasar de costar 170 millones de dólares a menos de 100 millones. Aún así, Aaron dejó claro que el valor del proyecto y su viabilidad solo se podrá determinar una vez se haga el estudio de factibilidad.

    “Lo único que pedimos es que nos registren el proyecto en el Ruapp (registro único de APP) y nos digan que están interesados para iniciar esos estudios”, indicó.

    ¿Cuanto costaría?

    Para poder financiar la operación de la planta y el pago del préstamo, el operador tendría varias fuentes de ingresos. Según Cigein, estas serían suficientes para garantizar que no se incrementarán de forma exagerada las tarifas de aseo.

    •Tarifa de aseo: actualmente se pagan $22 mil por tonelada. Este rubro no variaría en gran medida, según Cigein.

    •Venta de energía: la mayoría de ingresos deben llegar por la venta de energía. Según Cigein, el precio del kilovatio hora sería similar al que ofrecen las empresas de energía de la re-gión, pues el precio está liberado y se deben tener precios competitivos.

    •Bonos de carbono: la reducción en la emisión de gases contaminantes permitiría la venta de bonos de carbono. Sin embargo, el valor que se paga por estos varía mucho y depende en gran medida de la coyuntura política y económica de Europa y el mundo.

    •Habría un ahorro en impuestos por generación alternativa de energía.

    •El reciclaje quedaría en manos de las cooperativas formales de recicladores.

    La clave, los estudios de factibilidad

    Según Aaron, el proyecto costaría entre 90 y 170 millones de dólares y sería completamente financiado por Cigein con sus socios inversores y a través de un crédito.

    El valor depende en gran medida del sistema de refrigeración. Si hay fuentes hídricas cercanas, se puede reducir sustancialmente el valor. Sin embargo, si ese no es el caso, sería necesario recurrir a otras técnicas como torres de refrigeración o aerocondensadores, que son mucho más costosos.

    Según Aaron, Cigein se compromete a poner el 25% y a financiar con un banco el 75% restante. Además, pagaría todos los estudios de factibilidad del proyecto.


    Planta Incineradora de basura para generar energía


  • Compartir en redes sociales

    Hágase Socio